La exclusividad de hospedarse en singulares edificios histórico-artísticos o en enclaves naturales privilegiados, el trato exquisito por parte del personal "siempre mimando al cliente" y el elevado estándar de calidad son, a juicio de Lucía Miguel del Corral, directora del Parador de Ciudad Rodrigo, las tres principales características que diferencian a la red de establecimientos de la compañía pública hotelera.