"Crujiente de cordero y setas, salsa de membrillo y avellana garrapiñada en cencibel" es el sugerente nombre de la original elaboración con la que el Parador de Manzanares participa en la Feria de la Tapa de la localidad castellano-manchega. Una cita que tiene lugar del 1 al 4 de diciembre como antesala del puente y para la que la organización ha fijado un precio de venta al público de las tapas de 3 euros, junto con el vino seleccionado por cada establecimiento.

 

Si eres de los que añoras el sur una vez dejado atrás el verano, el sábado 12 de noviembre no te puedes perder la velada flamenca que tradicionalmente organiza el Parador de Chinchón. Una exclusiva experiencia artístico-gastronómica en la que la música, el cante y el baile se armonizarán con la cocina regional andaluza y los vinos jerezanos.

El Parador de Argómaniz se ha propuesto rendir por tercer año consecutivo un homenaje a la patata alavesa, coincidiendo con que la recogida de este preciado tubérculo se encuentra en plena campaña. Una iniciativa gastronómica que tiene como objetivo poner en valor el interés culinario de este humilde producto y evidenciar su relevancia para el trascendental sector primario de la zona.