María Adánez: "El teatro es un salto al vacío"
28 de Mayo 2024
Texto
María José Prieto
Fotos
Miguel Zaragoza / Pedro J. Pacheco

Con una carrera tan diversa y emocionante, Adánez se ha ganado un lugar destacado en el mundo artístico. La intérprete ha demostrado ser toda una mujer todoterreno, brillando en el escenario con obras como Casa de muñecas y Ay Carmela, y ganándose el cariño de todos en la tele con Aquí no hay quien viva. Nada se le resiste. En esta charla, María nos cuenta cómo vive el teatro, los desafíos que supone rodar una serie, su día a día detrás de las cámaras, y sus aventuras en el cine y el doblaje. Acompáñanos a conocer más sobre esta actriz polifacética y, de paso, descubrir qué Parador ha dejado huella en su memoria.

 

Casa de muñecas, Las brujas de Salem, La señorita Julia, Divinas palabras, Ay Carmela... Posee una amplia trayectoria teatral ¿Qué significa el teatro en su carrera?

El teatro para mí es riesgo, crecimiento, salto al vacío, una necesidad y, como diría Andrea D’Orico, una manera de vida.

 

¿Qué le pide a un proyecto a la hora de decantarse?


A un proyecto le pido que me estimule el personaje y que ese personaje sea relevante en la historia o sume de una manera significativa. 

 

 

 

 

 

Y está el boom de las series. La vida de una actriz es ahora mucho más versátil, sobre todo con las plataformas que amplían la oferta hasta límites nunca imaginados ¿Dónde se encuentra más cómoda?


Para mí hay tres grandes amores, que son el cine, el teatro y la televisión. No podría decantarme por ninguno de ellos. Soy muy feliz en los tres. Pero reconozco que, en el teatro, en los últimos años, he forjado la actriz que soy y es el medio donde me siento más libre. 

 

Son muchos años en el papel de mujer rubia-pija de Aquí no hay quien viva. ¿Cree que representa un estereotipo? 


Lucía, de Aquí no hay quien viva, era mucho más que una rubia pija. De hecho, no tenía nada que ver con eso. Sí tenía más posibilidad económica que el resto de la comunidad era gracias a su padre. Pero fue un personaje frágil y con contradicciones que no sabía bien qué hacer con sus relaciones personales.

 

También tiene alguna experiencia detrás de la cámara, primero con el cortometraje 5ºB Escalera derecha, como homenaje a su padre.¿Qué cree que puede aportar una actriz a la dirección? 


Escribir y dirigir el cortometraje 5B Escalera derecha fue un ejercicio terapéutico para aceptar la muerte de mi padre. Lo viví con mucha felicidad, gracias al gran equipo técnico y de actores que tuve. Una gran suerte. El cine no es nada sin un gran equipo a tus espaldas. Es una puerta que se abrió, la de la dirección, y que volveré a explorar más adelante. Está pendiente.

 

 

Además, tiene una extensa carrera cinematográfica: El rey del mambo, Los peores años de nuestra vida, Cha, cha, cha, Tiempos de azúcar... y experiencia americana con My Life in Ruins. ¿Cree que el cine es el templo de los actores? 


Como decía anteriormente, el cine es otro de los grandes amores del actor. Otro medio donde poder desarrollarse. Es la locura maravillosa de los rodajes, donde un gran equipo sacamos adelante una historia, ¡un sueño que contar y después ver en pantalla grande!

 

Como actriz, tiene también experiencia en el doblaje ¿le permite más libertad que una obra de teatro convencional? ¿De qué manera la voz puede otorgar más valor aun al personaje?

 
Me encanta hacer doblaje especialmente en películas de animación. Es algo que me gustaría repetir más a menudo. Al igual que las ficciones sonoras o ahora los audio libros. A principios de año tuve la suerte de poner voz a todos los personajes de Alicia en el País de las Maravillas para Podimo, ¡una locura! Y ha sido uno de los grandes retos como actriz que he hecho con mi voz. ¡Muy divertido!

 

El entorno histórico de Almagro es único. ¿Conoce el Parador? ¿Hay algún Parador del que tenga un recuerdo especial?


Conozco el Parador de Almagro, ¡una maravilla! Gracias a las giras de teatro he tenido la suerte de dormir en algunos de ellos. ¡Siempre es magnífico dormir rodeada de tanta historia y tradición!