Cuando el frío deja de acechar, muchos Paradores que descansan durante las primeras semanas del año, vuelven a abrir sus puertas y recuperan toda su vitalidad para ofrecerte lo mejor de sí. No hay mejor momento para disfrutarlos. Con la primavera a la vuelta de la esquina, sus idílicos entornos, sumergidos en plena naturaleza, empiezan a florecer y a prepararse para lucir su mejor cara.

El mes más romántico ya está aquí. Una oportunidad única para celebrar San Valentín y disfrutar de unos días de esparcimiento, buen clima, cultura española y, por qué no decirlo, del amor. Es el momento de planear una escapada por los paraísos vírgenes que rodean a nuestros establecimientos.

Literatura, mitología, historia, leyenda... los muros de Paradores y sus idílicos alrededores dan para mucha narrativa. Emocionantes, sorprendentes y algunos inverosímiles relatos pero igualmente fascinantes, que han convertido al amor en su leit motiv. Descubrirás episodios reales protagonizados por antiguos soberanos enamorados. Conocerás asombrosas narraciones que han dejado huella, generación tras generación, en lugares que hoy son de imprescindible visita. Revivirás la historia de parejas convertidas en mito y en emblema de alguna que otra ciudad...

Conocer lugares nuevos, descubrir la cultura y el arte, disfrutar de tiempo de esparcimiento con tu pareja, amigos y familiares... Son muchas las razones para planificar una escapada. Y en este momento, tras la resaca de la vorágine navideña, nada mejor que poner a punto nuestro cuerpo y mente, dándonos un agradable baño de bienestar y afrontar un nuevo año con energías renovadas. Y nunca mejor dicho, porque en nuestro país hay infinidad de rincones, en plena naturaleza, de los que manan aguas cálidas y revitalizantes. No hace falta irse hasta Islandia o Budapest.

Embárcate en un recorrido excepcional a través de Paradores meticulosamente seleccionados para aprovechar al máximo cada rincón del año. Desde las costas vibrantes en verano hasta la cálida magia invernal en diciembre, estas propuestas te invitan a disfrutar de cada estación. Explora la riqueza histórica, la hermosura natural y el encanto único de cada región en experiencias que van más allá de una simple estancia. Sumérgete en lugares emblemáticos e imprescindibles para visitar, creando así experiencias inolvidables que se alinean perfectamente con tus propósitos para el nuevo año.

La Navidad no sería lo mismo sin su brillo, sin sus míticas luces adornando calles, regalando color y alegría a las noches más mágicas del año y alumbrando todos y cada uno de nuestros deseos. Es momento de disfrutar de todo ese decorado urbano, que realza la belleza de nuestras ciudades y pueblos. Millones de guirnaldas, figuras navideñas y todo tipo de centelleante decorado inundando calles, plazas y edificios. Con tantas opciones a nuestro alcance y una creciente competencia por ser referente europeo en iluminado navideño, quizás te preguntes cuáles son las paradas obligatorias.

Cada vez falta menos para despedir el 2023 y comenzar un nuevo calendario. Cuando caiga la bola, suene el carrillón y se entonen los cuartos,  comenzará la magia de las campanadas "en el reloj de antaño, como de año en año". Ese instante tan especial, que retrató Mecano en su mítica canción (1988) y que siempre nos hace vibrar. Momento en el que compartimos emociones con familiares, amigos, en pareja... Sin duda, la mejor de las compañías para brindar por un puñado de sueños y por los nuevos propósitos para el 2024.

¿Sabes cuál es un plan imprescindible que no puedes dejar escapar este otoño? Explorar alguno de los maravillosos bosques que componen el territorio español. En esta época, disfrutarás de un auténtico espectáculo para los sentidos. Es el momento en el que la naturaleza ofrece su mejor cara, en tonos ocres, marrones, rojizos y dorados. Perfecta para disfrutarla en estado puro desde alguno de nuestros Paradores, enmarcados en idílicos entornos. Destinos desde donde emergen las leyendas y la historia.

Habrás oído hablar de ellos. Por su relevancia histórica, por su privilegiada e idílica ubicación, por su carácter, por su encanto, por su fascinante entorno, por lo que esconde en su interior, por lo que cuentan sus muros y por los secretos que callan... son muchos los motivos para considerarlos indispensables y, por supuesto, inolvidables.